Personal Toggle

El otoño de Vega.

Decía Mark Twain que los dos días más importantes de tu vida son el día que naces y el día que descubres por qué has nacido. Creo que cada día soy más consciente del segundo.

Había luna llena. Luna de Alce o Cantarina. Luna de Cosecha próxima al equinoccio otoñal. Una premonición, dicen. Mito o realidad. La madrugada de un día veinte es el día que elegías para estar con nosotros, mucho antes de lo previsto, aunque en el fondo ya lo sabíamos. 

‘Pasa el otoño’ como la de Vega, Antonio, ‘llegó la madurez, ideas claras saber lo que quieres ser’. Así, nos damos de bruces con el inevitable paso del tiempo una vez más. Carlota es gigante de un día para otro, los abuelos son más abuelos y nosotros papás en mayúsculas. Collige, virgo, rosas.

No hay tiempo, sigan jugando, sigan.

20/ 09

Hoy nos ocupan los goles de Falcao en el Rayito y la increíble erupción de Cumbre Vieja en La Palma. Hemos sacado la rebeca y de pronto los recuerdos de este último verano en Galicia parecen de otro mundo. Las prisas, los atascos y la lluvia y el viento en Madrid nos anuncian el cambio. Todo es más fácil contigo.

Uno de los días más felices de tu vida es cuando tienes un hijo, cierto. Pero quizá es más bonito aun cuando los herman@s se conocen. Emoción, vértigo, incertidumbre.

Septiembre son finales y principios. Es sinónimo de nuevos proyectos y oportunidades. Es la época para plantearse cambios y, más importante aún, de aceptarlos. Septiembre siempre es el comienzo de algo. 

Ahora somos cuatro.

Bienvenida Vega, es tu momento.

Summer has come and passed
Wake me up when September ends

Leave a Reply